Neutrófilos

Google+0Twitter0Facebook17
Neutrófilos

Los neutrófilos son el tipo más común de glóbulos blancos, que comprende aproximadamente 50-70% de todos los glóbulos blancos de la sangre. Son fagocíticos, lo que significa que pueden ingerir otras células, a pesar de que no sobreviven al acto. Los neutrófilos son las primeras células inmunes al llegar a una infección, a través de un proceso conocido como quimiotaxis. Leer más acerca de cómo actúan los neutrófilos.

Neutrófilos bajos

Una deficiencia de neutrófilos se llama neutropenia y puede ser congénita o adquirida, por ejemplo, en ciertos tipos de anemia y leucemia, o como un efecto secundario de la quimioterapia. Dado que los neutrófilos son una parte tan importante de la respuesta inmune, si tiene neutropenia severa – menos de aproximadamente 500 células por microlitro de sangre – las bacterias normalmente presentes en la boca y el tracto digestivo puede causar infecciones. Leer más acerca de los neutrófilos bajos.

Neutrófilos altos

Los niveles elevados de neutrófilos en la sangre, una condición conocida como neutrofilia, pueden indicar una infección o estrés físico. Un conteo sanguíneo elevado de neutrófilos es una señal de que algo en su cuerpo ha desencadenado una respuesta inmune. Leer más acerca de los neutrófilos altos.

Buscar

Compártelo!

Google+0Twitter0Facebook17