Neutrófilos altos

© Dr Graham BeardsNeutrófilos

Un nivel elevado de neutrófilos en la sangre, una condición conocida como neutrofilia, puede indicar la presencia de una infección. Los neutrófilos son glóbulos blancos que juegan un papel importante en el sistema inmunológico.

Los neutrófilos comprenden entre el 45 y el 70 por ciento de todos los leucocitos, y están entre las primeras células inmunes para llegar al sitio de la lesión o inflamación.

Síntomas

La condición en sí es asintomática. Los signos y síntomas, si están presentes, están relacionados con la enfermedad subyacente que condujo a la neutrofilia.

Causas

Los neutrófilos se sintetizan en la médula ósea y son liberados a la sangre en respuesta a una infección o algún tipo de estrés. Cuando usted está sano, la mayoría de los neutrófilos que produce su cuerpo permanecen en la médula ósea. Un conteo sanguíneo elevado de neutrófilos es una señal de que algo en su cuerpo ha desencadenado una respuesta inmune.

La neutrofilia puede ser causada por una infección, inflamación crónica o trastornos tales como la leucemia mieloide crónica.

  • Infecciones. Las enfermedades infecciosas agudas, como la varicela, así como infecciones bacterianas.
  • Quemaduras.
  • Ataques cardíacos. 1
  • Leucemia mieloide crónica. Es una enfermedad en la que las células de la sangre proliferan fuera de control.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos, como los corticosteroides, también pueden aumentar los neutrófilos como efecto secundario.
  • Cirugía. Después de una operación, un aumento significativo de los neutrófilos puede ser visto al cabo de tres horas.
  • Fumar. El consumo de tabaco también se ha asociado con neutrofilia.

Los recién nacidos tienden a tener niveles más altos de neutrófilos durante unos tres días después del nacimiento.

Desviación a la izquierda

Los médicos hablan de una desviación a la izquierda en el recuento de leucocitos cuando aumenta la proporción de neutrófilos jóvenes y células percusoras de neutrófilos. Esto, en pocas palabras, demuestra que el cuerpo está tratando de producir más glóbulos blancos para combatir una infección o un ataque de algún tipo.

Una neutrofilia grave con desviación a la izquierda se considera como una reacción leucemoide. Una reacción leucemoide puede ser causada por medicamentos, infecciones y hemorragias, entre otras causas.

Diagnóstico

La neutrofilia se diagnostica con un análisis de sangre y un examen microscópico. El médico suele tener en cuenta el recuento total de glóbulos blancos y la distribución en los diferentes tipos de leucocitos de la sangre. Esto permite un diagnóstico más preciso de la causa subyacente de la neutrofilia.

Referencias

  1. Mitchell, Richard Sheppard; Kumar, Vinay; Abbas, Abul K.; Fausto, Nelson. Robbins Basic Pathology. Philadelphia: Saunders. ISBN 1-4160-2973-7. 8ª ed.